Ha llegado la hora del beacon marketing, una revolución en dimensiones diminutas.