Un hombre del que hemos aprendido mucho y aún nos quedaba mucho por aprenderEn primer lugar, GRACIAS STEVE.
Gracias porque por tí creamos nuestro sueño, nuestra empresa.

Creastes un modelo de negocio, un nuevo mercado y nuevas posibilidades y nosotros estuvimos ahí para alimentarnos de ellasFuiste un hombre brillante en vida, que aunque tuviste epocas de oscuridad , supistes hacer que esas sombras fueran insignificantes en comparación a la luz que diste. Un hombre adelantado a su época sin ninguna duda y un referente tanto para amigos como para enemigos, los cuales te admiraban por igual.

Nosotros, desde Kelevra, seguiremos haciéndote el mejor de los homenajes, que es ayudar a que tu idea no se pierda y se propague por el resto del mundo.

Seguiremos desarrollando aplicaciones en base a los estándares de calidad que tu nos enseñaste e impusiste y de esa manera mantendremos vivo tu sueño

 

Gracias Steve, el camino fué corto pero intenso.