El gran desarrollo de Internet y de las nuevas tecnologías ha cambiado la forma de vender. Así, cada vez son más los usuarios que optan por el entorno online para realizar sus compras y, dentro de este, las aplicaciones móviles están en continuo auge. Ello se debe al alto porcentaje de penetración de los dispositivos móviles en la sociedad, así como a las inmejorables ventajas que estos mecanismos ofrecen a los clientes.

Es por ello que las marcas, y con especial atención los negocios minoristas o “retailers”, deberían estar muy atentos al comportamiento de los usuarios en el medio online y confirmar sus métodos de compra. Así comprobarían la incidencia que tienen las aplicaciones móviles en la actualidad, estrategia por la que deberían apostar si su intención es mantener su ritmo de ventas, aumentarlo y mejorar la experiencia de los usuarios a través de ellas.

Por eso, a continuación ofrecemos siete razones de peso por las que las empresas dedicadas al sector del retail deberían contar con una app entre sus estrategias de marketing online.

Apuesta de la competencia

Toda empresa debe estar atenta a lo que hace su competencia, más si esta está desarrollada y categorizada como ocurre en el sector del retail. Asimismo, hay que tener en cuenta que la apuesta por las aplicaciones móviles en este grupo de empresas es una realidad. Basta con analizar los informes de la penetración de estas soluciones entre el sector.

Si hace unos años las pequeñas y medianas empresas valoraban la necesidad de invertir en una página web, ahora se plantean la importancia de contar con una app empresarial propia. Se trata de llegar al público más amplio posible y de hacerlo las 24 horas del día y en cualquier situación imaginable. En un mundo en el que las aplicaciones empiezan a tener más peso que las webs, ya sean en formato convencional o en formato para móviles, contar con una app de empresa puede convertirse en un futuro no muy lejano en el mejor y más luminoso de los escaparates.

Reforzar el marketing online

Las aplicaciones móviles son un software que causa furor entre los usuarios de dispositivos móviles, independientemente de que estos cuenten con un smartphone o con una tablet. Así, basta con echar un vistazo a las pantallas de los clientes para constatar esta afirmación. Y lo mejor de todo es que la tendencia no deja de crecer.

El incremento del uso de dispositivos móviles convierte a las aplicaciones empresariales en una nueva vía para captar clientes. Los nuevos usuarios de la apps se convierten en suscriptores de promociones e información, pero también en prescriptores de la marca. Muchas aplicaciones cuentan con la posibilidad de que los usuarios puedan compartir información y productos a través de las redes sociales o el correo electrónico.

Aumento de las conversiones

Una app corporativa puede integrar un servicio de e-commerce, lo que hace que el usuario pueda comprar un producto o reservar un servicio desde el móvil, sin tener que realizar llamadas o desplazarse hasta el establecimiento. El negocio abre así un nuevo canal de comercialización que puede aumentar las ventas.

Comunicaciones directas y efectivas

El desarrollo de una aplicación móvil permite a las empresas informar inmediatamente a los usuarios de una información relevante, así como de actualizaciones y otras noticias que se hayan producido recientemente en el ámbito de la organización. Basta con desarrollar la aplicación con estas funciones y poder lograr una comunicación mucho más fluida con los clientes.

Estos lo agradecerán, ya que se ahorrarán consultar a la empresa sobre los cambios producidos. De la misma forma, a través de las apps las empresas pueden modificar más rápidamente sus catálogos y ofrecer más información útil a los clientes.

Mejorar la experiencia de los usuarios

Es posible mejorar la experiencia del cliente a través del desarrollo de una aplicación móvil. De hecho, iBeacons actualmente ayuda a identificar a los clientes de Apple en sus tiendas, lo que le permite saludarles a través de la aplicación. Asimismo, este software les permite guiarse a través de las tiendas, les proporciona información sobre los productos y les informa sobre promociones, ofertas, descuentos extra, entre otras muchas funcionalidades.

Captación de nuevos clientes y difusión aumentada

En la misma línea, las aplicaciones móviles se configuran como herramientas vitales para los usuarios, los cuales incluso justifican su existencia ya que les mejora a utilizar la tecnología de sus smartphone. Ello se debe al uso que hace de sus cámaras, las cuales les facilitan la localización de los productos que buscan.

A la hora de registrase en una aplicación, los usuarios tienden por comodidad a vincular sus datos con los de una red social (Facebook, Twitter, LinkedIn, etc.). De este modo, la app facilita a la pyme datos valiosos, como el correo, y nuevos seguidores, aumentando también su presencia en las redes sociales. La pyme podrá integrar sin dificultad la app empresarial en el resto de la estrategia online.

Así, las apps también funcionan como sistemas de fidelización eficaces, de los que el sector del retail se puede beneficiar ya que promueve la retención de los clientes y la lealtad de estos con respecto a las compras.

Multiplataformas

Por último, las aplicaciones móviles son un medio ideal del que las empresas pertenecientes al retail deberían hacer uso. Ello se debe al comportamiento del consumidor que cada vez hace uso de más pantallas y formatos a la hora de buscar, seleccionar y llevar a cabo sus compras.

Es por eso que las aplicaciones deben formar parte de la estrategia de marketing online de las empresas de retail, ya que de lo contrario los consumidores pueden constatar su ausencia y comenzar a utilizar las opciones que les ofrecen otras marcas de la competencia.