Las empresas que que utilizan las tecnologías y aplicaciones móviles son más productivas y generan más ingresos. Éstas son las principales conclusiones que se extraen del estudio de investigación realizado por la consultora IDG Connect, que ha medido el nivel de implantación en el ámbito empresarial de los programas y estrategias destinados a fomentar el uso de la tecnología móvil en las empresas, y cómo llegar al cliente de forma más eficaz.

Las Tecnologías Móviles al servicio de las empresas aumentan la productividad y los ingresos

El mundo de las tecnologías y aplicaciones móviles es tan amplio y versátil que hoy en día representa un nicho con una excelente proyección económica. Las pequeñas y medianas empresas no son ajenas a esta situación, e intentan ir a la par de los avances tecnológicos tanto para promocionar sus productos, como para optimizar los procesos de logística y distribución de la empresa. Son cada vez más conscientes del beneficio del uso de la tecnología y los dispositivos móviles, así como de las aplicaciones móviles “a medida” (desarrolladas para necesidades particulares de productividad). Éstas empresas consiguen resultados más rentables, según el estudio, a diferencia de lo que sucede con las que utilizan estrategias móviles limitadas o poco sistemáticas. De los encuestados por IDG Connect, sólo el 21% de los 450 responsables de empresas confirma trabajar en una empresa 100% móvil, mientras que el 61% reconoció contar con algún tipo de estrategia móvil implantada. En general, las empresas que han adoptado políticas de movilidad aseguran haber creado nuevos canales con sus clientes, mejorado su interactividad, incluso aumentado su catálogo de productos y servicios. Y más importante aun, el 84% de las empresas que aplican la tecnología móvil afirman haber aumentado la productividad en el último año gracias a las políticas de movilidad, mientras que el 75% asegura también haber generado más ingresos. Otro aspecto analizado en el estudio ha sido el retorno de la inversión (ROI). Según los datos obtenidos, el 79% de las empresas encuestadas declaran haber podido medir el impacto de las estrategias móviles de forma positiva, y el 65% incluso afirma contar con un proceso formal y tecnológico destinado a este fin. En conclusión, las tecnologías móviles se han convertido en “herramientas de desarrollo” para las empresas , ya que pueden contribuir a aumentar la productividad de sus empleados y los ingresos, fomentan la innovación y aportan nuevas formas de atender a sus clientes. Asimismo, cada vez son más las que han desplegado aplicaciones móviles concebidas para responder a sus necesidades.