La importancia de una Aplicación Personalizada

Las aplicaciones personalizadas se pueden definir como aquellas creadas a medida para un proyecto en particular. Es decir, el diseño y las características se han pensado en su totalidad para una finalidad en concreto.

Las aplicaciones estándar no resuelven las exigencias de todos los usuarios, ya que algunos requieren unos objetivos concretos, es por esto que la personalización de las aplicaciones ayuda a resolver necesidades específicas y se adapta a la perfección a las diferentes peticiones de los clientes.

Ventajas de una Aplicación Desarrollada a Medida

Una aplicación creada a medida es flexible, ya que puede adaptarse a diferentes tipos de negocio, acompañada de un diseño que puede necesitar de cambios hasta llegar a un resultado totalmente personalizado. La inversión en este procedimiento podrá amortizarse fácilmente puesto que el gasto que supone una aplicación a medida no tiene porque ser superior a la creación de una aplicación estándar. Los beneficios crecerán gracias a la focalización de objetivos particulares adaptados a un tipo concreto de cliente.

El mantenimiento es sencillo dado que el equipo de creación conoce a la perfección el procedimiento a llevar a cabo ante cualquier inconveniente. En el desarrollo de aplicaciones a medida se pueden integrar otras funcionalidades si es necesario añadir más programas para realizar el trabajo.

Cómo empezar a Personalizar una Aplicación

En primer lugar, es fundamental orientar la aplicación al tipo de finalidad así como descubrir las exigencias que requiere. Además, importa concretar qué dispositivos van a usarse. A partir de aquí es más sencillo e intuitivo desarrollar una idea o diseño de la aplicación y proponer alternativas factibles.

La comunicación entre el equipo que desarrolla la aplicación y el cliente es esencial, intentando cubrir el mayor número de exigencias posibles para que la idea se convierta en todo un éxito. Tras las reuniones llevadas a cabo, se dispone de suficiente información para empezar a dar forma al concepto de aplicación y crear un buen diseño de la interfaz. Con el prototipo creado, se puede comprobar el funcionamiento y fiabilidad de la aplicación a través de unos test.

Presentación en el Mercado de la Aplicación

El último punto del desarrollo de aplicaciones a medida es su salida al mercado para su posterior comercialización o integración en algún tipo de negocio. La aplicación necesita un mantenimiento regular, ya que los programas informáticos están obligados a actualizarse constantemente por su necesidad de mejora.

Si la comercialización de la aplicación se va a realizar a través de Google Play o App Store, será necesaria, cuando es totalmente desconocida, una implantación visible en el mercado. Se convierte en un requisito seguir su rendimiento, esto es, el posicionamiento en la lista de descargas de la aplicación a través de diferentes herramientas. Es recomendable que las aplicaciones personalizadas sean intuitivas y fáciles de usar y que no resulte necesario convertirse en un experto informático para su manejo.

Aplicaciones a medida

¿Tienes una idea? En Kelevra la transformamos en una APLICACIÓN A MEDIDA
Consúltanos

Aplicaciones a medida