El mercado de las aplicaciones móviles ha adquirido en los últimos años una gran importancia. Es un hecho que las app se han convertido ya en una parte de nuestro día a día, ya sea en forma de juegos, redes sociales, comunicación, y un largo etcétera. Si hablamos de cifras, un estudio reciente de IDC prevé que para 2015 se llegará a las 20.000 millones de descargas de aplicaciones.

¿Y mi empresa? ¿Necesita una Aplicación Corporativa? Sin duda, las cifras expuestas suponen un argumento más que convincente para sacar de dudas a aquellas empresas que todavía se muestran reticentes a la creación de aplicaciones móviles a medida, relacionadas con su actividad comercial. Por eso, a continuación exponemos algunas de las principales ventajas que las aplicaciones móviles pueden aportar a un negocio.

Estrategia de marketing para llegar a los clientes potenciales

El incremento del uso de dispositivos móviles convierte a las aplicaciones en herramientas indispensables, que deben formar parte de las estrategias de las empresas para llegar a sus clientes. Los nuevos usuarios de la apps no sólo se convertirán en suscriptores de promociones e información, también en prescriptores de la marca. Muchas aplicaciones cuentan con la posibilidad de que los usuarios compartan información sobre productos a través de las redes sociales o el correo electrónico, por lo que las apps se convierten en un importante canal de comunicación y difusión hacia un público objetivo.

En este sentido, antes de desarrollar una aplicación móvil, es de vital importancia estudiar el mercado, tener claro a qué tipo de público se quiere llegar y, sobre todo, observar a la competencia. Diferenciarse de los rivales también es un punto a tener en cuenta en el ámbito de las aplicaciones móviles. Sólo siguiendo estos pasos se conseguirá crear la aplicación que la empresa necesita.

Escaparate online permanente para potenciar la promoción y las ventas

Como explicamos en el punto anterior, las aplicaciones móviles pueden convertirse en un excelente canal de comunicación entre las empresas con sus clientes. Gracias a la expansión de los dispositivos móviles, los usuarios pueden acceder a toda la información de la marca, de forma instantánea, rápida, efectiva y desde cualquier sitio.

Por la posibilidad que ofrecen para llegar a un gran número de potenciales clientes, las aplicaciones móviles se pueden convertir en el escaparate de la marca perfecto. Por eso subestimar la presencia móvil, supone perder un buen elemento de promoción y marketing, económico y, sobre todo, más duradero en el tiempo que las campañas de marketing.

Mayores ventas

Una aplicación de empresa o app corporativa puede incluso integrar un servicio de compra y venta online, lo que conocemos hoy como e-commerce. Ésto le ofrece al usuario la posibilidad de comprar un producto o reservar un servicio desde el móvil, sin tener que efectuar compiladas gestiones, ni realizar llamadas o desplazarse hasta un establecimiento. Las pymes abren así un nuevo canal de comercialización que puede aumentar las ventas.