Como cada año al llegar la Navidad, la decoración propia de éstas fechas alegra casi todos los hogares. El árbol de Navidad, el tradicional Belén, serpentinas, bolas de colores y, por supuesto, muchas luces. Pero aunque no lo parezca, toda esta iluminación navideña puede hacer que tu conexión WiFi sea más lenta. Te explicamos los motivos en el siguiente post.

Las luces de Navidad y otros electrodomésticos pueden afectar a la velocidad de tu WiFi

Si eres de los afortunados que en Navidad disfruta en casa de unas relajadas vacaciones, estás sentado en el sofá con tu smartphone en la mano y notas que internet va lento, ya sabes la razón. Así lo asegura un estudio de Ofcom, el organismo que regula las comunicaciones en Reino Unido, que afirma que las luces de Navidad podrían disminuir la velocidad del WiFi. Aunque las luces de Navidad no son las únicas culpables de que internet vaya lento. La conexión también puede disminuir la velocidad por culpa de la interferencia que provocan otros dispositivos y electrodomésticos, como el microondas o una simple lámpara. ¿Pero por qué sucede esto?

La realidad es que las interferencias en la conexión son más frecuentes de lo que imaginamos, ya que los aparatos electrónicos que solemos tener en casa generan campos electromagnéticos que pueden llegar a interferir en la calidad de las transmisiones a través del WiFi.

El estudio de Ofcom revela que a pesar de que “la cobertura y la calidad de los servicios de banda ancha fija en el Reino Unido se ha incrementado notablemente en los últimos años”, la entidad ha lanzado una aplicación para que los ciudadanos comprueben su conexión, llamada “Wi-Fi Checker”.

¿Y cuáles son esos dispositivos que ralentizan la conexión WiFi? Según Panda Security hay que tener especialmente vigilados los siguientes dispositivos y elementos:

1. Electrodomésticos

Sin duda, uno de los peores enemigos devoradores de WiFi son los microondas, ya que utilizan una potencia en torno a 2,4 GHz, la misma frecuencia que el WiFi, por lo que crea un agujero negro a su alrededor. Hornos, congeladores, neveras, lavadoras, lavavajillas… también ralentizan la conexión. Según la compañía de antivirus “Si son de metal y tienen tubos llenos de líquido, lo más probable es que elimine tu señal WiFi”.

2. Teléfonos inalámbricos, televisores, altavoces

Otros causantes de que el WiFi vaya lento son estos tres elementos. Es muy frecuente que el router lo tengamos cerca de este tipo de aparatos, especialmente del teléfono, que trabajan en la misma frecuencia. Los televisores no son perjudiciales por sí solos, pero afectan al rendimiento del router si están cerca. Y lo mismo ocurre en el caso de los altavoces, que básicamente son electroimanes, lo cual influyen en la señal WiFi si están cerca del router.

3. Tuberías y aislante

También influye de forma negativa para el WiFi la presencia de tuberías,y el motivo es que los conductos llenos de líquido absorben la señal. Del mismo modo, los aislantes que tenga la casa también obstaculizan, ya que aislan la habitación de la acción de elementos externos, incluido el WiFi.

4. El router del vecino

Si el router de casa está relativamente cerca del de tu vecina, puede haber un efecto negativo sobre tu conexión WiFi, pues supone que a mayor interferencia. Tu propio router incrementa más su difusión, lo que provoca que el router de tu vecino haga lo mismo, con lo cual este choque de interferencias ralentizarán la conexión a internet.

5. Personas

Igualmente, las personas también obstaculizan y disminuyen la calidad de la conexión, absorbiendo la señal WiFi.

Ante todos estos factores, se pueden tomar medidas para mejorar la calidad del WiFi. En primer lugar, la compañía Panda Security recomienda colocar el router en un punto medio de la casa, pues así difundirá su señal en todas direcciones. También se recomienda cambiar los cables. Un cable más corto y de mayor calidad (Ethernet en lugar de cables telefónicos largos) ofrece una velocidad de conexión superior. Si la señal es demasiado lenta, convendría sustituir el router por uno nuevo, que puede ayudar a aumentar la velocidad y calidad de la señal. Y otra posibilidad es cambiar el canal del WiFi, ya que con esta sencilla operación podríamos disminuir las interferencias de otros routers cercanos.