Recién estrenado el año, muchas empresas comienzan a pronosticar cuáles serán las tendencias tecnológicas para 2016, que deberán formar parte de la estrategia de la mayoría de las organizaciones.

¿Cuáles serán las novedades tecnológicas protagonistas de 2016? Para tener una idea, la consultora Gartner reveló hace unos meses las principales tendencias tecnológicas que veremos a lo largo del años, que pasamos a resumir a continuación:

1. Conectividad entre una malla o red de dispositivos

A diario vemos como cada vez utilizamos más dispositivos para tener acceso a la información, datos, soluciones, aplicaciones o incluso personas, negocios e instituciones. El auge de los dispositivos móviles, wearables o los sensores (ibeacons) en ecosistemas de Internet de las Cosas abren una infinidad de posibilidades a las empresas tecnológicas.

2. Experiencia ambiental de usuario

La red de dispositivos conectados crearán las bases para una nueva experiencia de usuario que continúa más allá del espacio y el tiempo, lo que los expertos denominan una “experiencia ambiental”. Y aunque como era de esperar, la realidad virtual y la realidad aumentada serán las precursoras de estas experiencias envolventes, aún habrá más. Es evidente que los entornos inmersivos de realidad aumentada y realidad virtual tienen bastante potencial para crear experiencias ambientales, pero en este sentido, el diseño de aplicaciones móviles será un importante foco estratégico para las empresas, a la hora de crear experiencias que fluyan a través de los diferentes dispositivos y que continúen más allá del espacio y el tiempo.

3. Materiales de impresión 3D

Los avances en la impresión 3D ya han permitido que se usen una amplia gama de materiales, como aleaciones de níquel, de fibra de carbono, vidrio, materiales farmacéuticos o biológicos… Gracias a estos materiales se ha conseguido extender la impresión 3D a sectores tan dispares como la aeronáutica o la salud, y estos avances exigirán un replanteamiento de los procesos de las cadenas productivas y de suministros para poder explotar la impresión 3D. De hecho las previsiones de crecimiento para la industria de materiales de impresión 3D se prevé que crezca, de media, en aproximadamente un 65% anual hasta 2019.

4. Información de Todo (Information of Everything)

Cada elemento que compone la red o malla digital produce, transmite y utiliza información. Y saber cómo aprovechar todas estas vías de información a través de estrategias de inteligencia empresarial puede significar que inmensas cantidades de información hasta ahora considerada obsoleta, desaprovechada, incompleta o simplemente no disponible, lleguen a generar grandes beneficios.

5. Aprendizaje avanzado – Inteligencia artificial

Más allá de la ciencia ficción, la creación de inteligencia artificial ya ha llegado a un punto tal en que producimos máquinas capaces de aprender de su entorno de manera totalmente independiente. Las DNN (redes neurales profundas, en inglés deep neural nets) son las causas que posibilitan que robots y máquinas nos parezcan inteligentes. El valor de este avance radica en la clasificación y análisis de datos, cada vez menos factible a escala humana hoy día.

En el aprendizaje avanzado de las máquinas, las redes neuronales van más allá de la computación tradicional y de la gestión de información para crear sistemas que, de forma autónoma, pueden aprender a percibir el mundo por su cuenta.

6. Implementación de agentes autónomos y semiautónomos

Robots, vehículos sin conductor, asistentes personales virtuales o robo advisors (asesoramiento financiero automático) forman parte de nuestra vida actualmente. Todos estos agentes son precursores del futuro cercano de la robótica, pero también de la ingeniería de software basados en inteligencia artificial, cuyos mayores exponentes los encontramos en Siri de Apple, Google Now y Cortana de Microsoft, que representan verdaderos precursores como agentes autónomos y del aprendizaje automático.

7. Arquitectura de seguridad adaptativa

El gran auge de los negocios digitales combinada con una “industria hacker” emergente aumentan significativamente las amenazas para las empresas. Basarse sólo en opciones de defensa perimetral y en la seguridad basada en reglas ya no resulta suficiente, especialmente para las empresas que hacen mayor uso de los servicios basados en la nube o emplean APIs abiertas para los clientes y socios para integrarse con sus sistemas.

La prevención y la solidez van a ser claves, para detectar y responder a las amenazas digitales, así como el bloqueo más tradicional y otras medidas para prevenir ciberataques. Apps con sistemas de autoprotección, así como análisis de comportamiento de usuarios y entidades, ayudarán a cumplir mejor con una verdadera arquitectura de seguridad adaptativa.

8. Arquitectura de sistemas avanzados

La red digital y los dispositivos inteligentes requieren demandas de una cada vez más compleja arquitectura informática para hacerlas viables para las empresas. Esto requiere un impulso en arquitectura neuromórfica ultra eficiente y de gran potencia, basada en en matrices de Puertas Programables en Campo (FPGA) como tecnología subyacente, que garantizarán un futuro más que cercano de alta eficiencia energética y velocidades que superarán el teraflop.

9. Arquitectura de aplicaciones y servicios de fácil integración

Las tendencias tecnológicas para 2016 apuntan que la arquitectura de aplicaciones y servicios tendrán que ser más escalables, flexibles y ágiles. Apoyándose en los servicios en la nube, una nueva generación de apps y servicios llevarán la experiencia de usuario a otro nivel. Un nivel en el que la experiencia trans-dispositivo sea una realidad, es decir, identificación entre dispositivos y vinculación de los mismos: tablets, smartphone, pcs, televisores inteligentes, wereables, etc, que permitan un seguimiento fidedigno y en consecuencia la recopilación de mayor información.

10. Plataformas de Internet de las Cosas

Las plataformas de la IoT añadirán información de los dispositivos finales a la arquitectura y tecnologías para convertir, el internet de las cosas en una realidad.

En resumen estas serán las tendencias tecnológicas para 2016, a las que empresas como Kelevra comenzamos a adaptarnos a lo que está por venir, trabajando a pleno rendimiento en estas nuevas tecnologías innovadoras.