WhatsApp acaba de estrenar sus aplicaciones nativas para Windows y Mac, disponibles ya para descarga. Aunque siguen teniendo el mismo inconveniente que ocurre con la versión web: necesitaremos tener nuestro smartphone en funcionamiento ya que estas ‘apps’ no son más que extensiones de las versiones para móvil.

Descargar WhatsApp para Windows y Mac ya es posible

Hasta ahora los usuarios podíamos utilizar WhatsApp en el ordenador a través de su servicio web, y a partir de hoy lo podremos hacer a través de unas aplicaciones nativas disponibles para Windows 8 o superior y Mac OSX 10.9 o superior. Para descargar las nuevas apps de escritorio de WhatsApp tendremos que ir a esta dirección web oficial en el navegador del ordenador: https://www.whatsapp.com/download. Después, habrá que escanear un código QR usando la aplicación de nuestro móvil y listo, ya podemos escribir a nuestros amigos desde el programa nativo.

WhatsApp estrena aplicación nativa para Windows y Mac

Como explicábamos al principio, estas aplicaciones de WhatsApp para Windows y Mac son simples extensiones de la del móvil, es decir, que aparecerá en nuestros ordenadores lo que ocurre en nuestros ‘smartphone’, siempre y cuando lo tengamos encendido.

La ventaja de utilizar la aplicación nativa de WhatsApp en el ordenador en lugar de la versión web es que si tenemos problemas para conectarnos a internet desde el PC o Mac pero tenemos conexión móvil, es la mejor opción. De hecho, muchos usuarios prefieren escribir desde el teclado del ordenador y hacer uso de los atajos, que estar escribiendo en la pequeña pantalla del móvil.

La aplicación nativa de WhatsApp para Windows y Mac es compatible con las notificaciones estándar de escritorio, por lo que podremos habilitarlas y ver los avisos de nuevos mensajes sin tener que sacar el móvil del bolsillo. Con su llegada, la compañía de mensajería ha aprovechado para añadir algunas funciones adicionales, también en la versión web, como el envío de documentos, vídeos y fotos almacenados en el ordenador o capturas y vídeos grabados con una webcam.